Archivo mensual: junio 2015

De pobres y no tanto

Hace unos dias, se desató una polémica por los dichos de la presidanta, quien afirmó que en Argentina la pobreza es del 5%, menos que la registrada en Alemania. El dato, por supuesto, es falso y la buena gente de Chequeado.com hizo un muy bien trabajo en fundamentarlo. Hay una proporción mucho menor en Alemania que en Argentina. Sin embargo, Aquí se utiliza otra metodología de medición de la pobreza que la utilizada en aquel país.

Mientras que en Argentina la pobreza publicada por el INDEC (que a partir del año 2014 se descontinuó) era el resultado de definir una línea de ingresos (suficientes para adquirir necesidades básicas) y quienes se ubican por debajo de esta línea eran considerados como pobres, en Alemania es un poco diferente. Allí se calcula la pobreza tomando la mediana de ingresos. ¿Qué quiere decir? Que si ordenamos a todos los individuos según su ingreso, la persona que se ubica justo en la mitad de la tabla, su ingreso, es la mediana. ¡No confundir con el promedio! Una vez determinada la mediana, se determina que alguien que es pobre gana menos de la mitad de la mediana. Por ejemplo, si se determina que la mediana es de mil euros, son considerados pobres aquiellos cuyo ingreso es menor a quinientos euros.
Sin embargo, resulta interesante conocer como resultaría medir la pobreza siguiendo la metodología utilizada por los alemanes. Tomando los últimos datos de la Encuesta Permanente de Hogares, pertenecientes al ultimo trimestre del 2014, tomando la encuesta Individual, la mediana de ingresos es de $7000. Siguiendo la metodología, se considerarían pobres a quienes ganan menos de $3500, menos que el salario mínimo vital y móvil del mismo período de la encuesta.

I rest my case.

Deja un comentario

Archivado bajo Spanish

Esos que (no)vienen a robarnos el trabajo…

Muchas veces se han difundido diferentes alternativas de la misma frase: “Hay tantos inmigrantes que los argentinos se estan quedando sin trabajo”. Sin embargo esa noción es falsa, carente de fundamento serio. El partido anti-inmigrante UKIP de Gran Bretaña estuvo adquiriendo notoria popularidad de la mano de Nigel Farage al ubicarse en el primer puesto en las elecciones del Parlamento Europeo, aunque no tuvo la misma suerte para las elecciones generales de este año. Un claro avance de la doctrina económica fue el haber determinado que el mercado laboral no se comporta de la misma manera que el mercado de, por ejemplo, las naranjas (o el del dólar blue!).

El supuesto en el que residen este tipo de valoraciones anti-inmigrantes es el que sólamente existe una determinada cantidad de trabajo disponible y que se trata de un juego de suma cero, como el mercado de las naranjas y el dólar blue. Es decir si alguien entra, otro debe salir. No hay suficiente para los dos. Manteniendo la misma lógica, un argentino que entra al mercado laboral, provoca la salida de otro compatriota del mismo. El argumento es ríduculamente simplista. A esto se conoce como la falacia de la escasez del trabajo. Además, recordemos a

Sin embargo, se omiten algunas observaciones. El inmigrante que viene al país a trabajar también provocan un aumento en la demanda. Con sus sueldos compran comida, contratan servicios, alquilan viviendas, pagan impuestos, etc. Por lo que imaginarse que tras la llegada de inmigrantes, habría importantes efectos en el nivel de salarios y/0 empleo es una falacia. Si lo que está leyendo no le resulta creíble, entonces lea el estudio que realizó David Card, un economista de Huston, que analiza el impacto de la ola inmigratoria cubana de los ochenta en Miami y concluye que no se registraron cambios en dichos niveles, ni siquiera para aquellos cubanos que ya vivían en la ciudad estadounidense.

Deja un comentario

Archivado bajo Spanish