Archivo de la categoría: Spanish

11 March, 2017 16:28

Nytimes article on job recoveries:

[quote]
"Many Americans who live outside urban centers also have been excluded from most of the rewards of the recovery.

Large metropolitan counties have had more than twice the annual wage growth of nonmetropolitan areas, according to the latest figures from the Bureau of Labor Statistics."

[/quote]

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Spanish

Links de miércoles

Deja un comentario

Archivado bajo Spanish

Errar un índice

Encontré que Cato publicó los resultados de su Indice de Miseria. Obviando el hecho de que Argentina aparece en el segundo lugar, como uno de países más “miserables” del mundo, este estudio tiene varios problemas de metodología y brinda una incorrecta lectura de las estadísticas.
Originariamente, este índice fue creado por Arthur Okun a pedido de L. Johnson para tener una idea del estado de situación de la economía estadounidense. Tampoco era llamado índice de “miseria”, sino “discomfort” que del inglés vendría a significar “descontento”. Ese índice era una suma algebraica simple de la tasa anual de inflación y la tasa de desempleo. El actual suma también la tasa de interés y resta el crecimiento del PBI per cápita.
En primer lugar, utilizar la palabra “miseria” no es adecuado. En todo caso, un índice de “miseria” debería incorporar datos de pobreza e indigencia, con una mayor ponderación para los números de indigencia.
Los datos utilizados tienen un significado muy forzado. ¿Si aumenta la tasa de interés, pero el resto de las variables se mantienen constantes, tenemos un aumento de la “miseria”?
Tercero, es grave que no se ponderen los datos y que sea una suma simple. Se demostró que el desempleo puede afectar más el descontento de los ciudadanos de una nación que la inflación.
En cuarto (y último) lugar, existen condiciones estructurales que hacen que para la comparación entre países haya que adoptar una lectura más detallada. Existen mínimos y máximos estadísticos de las cuentas nacionales. Para Estados Unidos, 0.5% de inflación anual puede ser un valor mínimo histórico, mientras que esa misma cifra para Argentina es bastante mayor. Comparar entre países estos datos no ofrece información valiosa. El valor de la misma esta mayormente restringido al análisis para el mismo país que para una comparación.  Hay matices que no son considerados en los datos que conforman el índice y, de no hacerlo, hay una lectura inadecuada.

Deja un comentario

Archivado bajo Spanish

Cómo no ganar con datos

En La Nación de hoy Sebastián Campanario, de quién nos gustan mucho sus artículos, con muy buen timing si se observa lo que esta pasando en el país del norte contó como debatiando desde los datos no logra necesariamente que nuestro interlocutor pase de una versión puramente teórica a una empírica sino que sólo haga que se retroalimenten las posiciones iniciales de la discusión. Es por esto que, quizás, el (desde este humilde espacio, gran gran gran) artículo del Gato y la Caja sobre el recorte del presupuesto del Conicet solo haya colaborado a reforzar las posiciones de la sociedad, fortaleciendo ambos grupos discursivos.

Allison Schrager en Quarz escribió un artículo muy relacionado. No necesariamente el periodismo de datos es objetivo y, si bien los datos sean quizás una de las mejores maneras que tenemos para entender la realidad, hay que reconocer sus limitaciones.

Deja un comentario

Archivado bajo Spanish

Las causas económicas de la paz

Recientemente se reincorporó al debate público la baja de la edad de imputabilidad que coincide con la publicación de estadísticas del Indec para el tercer trimestre del año pasado que asegura una ampliación en la brecha de ingresos entre el 10% más rico y el 10% más pobre del país. La relación de estos dos eventos no es trivial.

En The Spirit Level de Wikinson y Pickett (dejo el link del artículo de Wikipedia en castellano para los que no dominan el inglés). Dejo dos ideas del libro sobre el tema:

  • Las cárceles no son particularmente efectivas tanto para evitar la reincidencia y asegurar una rehabilitación, por lo que la sociedad debe estar dispuesta a mantener una tasa alta de presos (a un gran costo) per cápita por razones que no estan relacionadas con le eficiencia.
  • Parece existir la siguiente tendencia: en los sistemas de encarcelamiento más punitivos (como los Estados Unidos o el Reino Unido) existe una tasa de reincidencia respecto a los sistemas menos punitivos (como Suecia o Japón).

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Spanish

Sí, es distinto

Hace unos días en el diario Página12 se publicó un artículo que, en breve, afirma que la carrera de Economía de la UBA tiene un programa exclusivamente neoliberal proveniente de la última dictadura militar en Argentina. Disiento profundamente con la idea del artículo. Como casi graduado (a quien le resta una materia para recibirse) creo que, y sin ánimo de herir suceptibilidades, el autor de la nota no conoce el presente de la carrera.

Mis motivos por los que disiento son los siguientes:

  1. En primer lugar, frente a la crisis internacional del 2008 y los problemas de distribución de ingreso en el mundo, existen en varias universidades del mundo existen cuestionamientos sobre la utilidad sobre los contenidos de los programas de Economía. Se trata de un fenómeno que trasciende lo local. Sin embargo, pienso que en la facultad donde yo estudié, creo que el programa de estudios se encuentra más alejado de la regla.
  2. En el artículo leemos:

    […]representado por las categorías de “Microeconomía” y “Macroeconomía”–. El peso que representan las asignaturas asociadas a estos tipos de conocimiento dejan un escaso margen para aquellas que proponen un dialogo interdisciplinario con otras ciencias sociales.

    Para abordar las visiones que no se encuentran en la literatura mainstream, hay que tener un punto de partida y conocerlo. Desde ahí es donde se pueden incorporar lecturas alternativas. Primero creo que hay que conocer adecuadamente los fundamentos para luego criticarlos. En todos los cursos a los que asistí, las críticas a los fundamentos del mainstream estuvieron presentes.

  3. Desde la reforma del plan de estudioso en el gobierno de Menem en 1997 pasaron casi veinte años. Posturas como la marxista no se encuentra excluída del plan de estudios. Puedo nombrar al menos 3 materias en las que he leído “El Capital” de Marx:  Historia del Pensamiento Económico, Cuentas Nacionales y Desarrollo Económico. He leído autores neomarxistas, keynesianos, postkeynesianos, evolucionistas y estructuralistas. Cualquiera que haya pasado por las aulas ha conocido la escuela estructuralista latinoamericana. Durante el CBC, fui introducido a la lectura marxista de la historia y he visto modelos económicos con conflicto distributivo. Si de ortodoxia se trata, he leído apenas dos páginas de “Libertad de elegir” de Milton Friedman. También conocí las nociones básicas de la escuela austríaca. En términos generales esta escuela es etiquetada como “ortodoxa”, aunque los integrantes de la misma se consideran (hasta cierto punto) heterodoxos porque son ignorados por el mainstream y mantienen posturas epistemológicas que son opuestas al modo que se publica actualmente.

Estos son los motivos por los cuales afirmar que la carrera de Economía es de corte neoliberal es producto del desconocimiento. Quizás haya cursado una carrera con contenidos más heterodoxos que otros alumnos, pero desde ningún punto podría decir que no se ven posturas alternativas. El artículo parte de una reducción con la que no comparto. Creo que la carrera tiene asuntos pendientes pero la variedad de los contenidos no es uno de ellos.

Deja un comentario

Archivado bajo Spanish

Links aleatorios

Deja un comentario

Archivado bajo Spanish

Cuando ellos critican

Vía Twitter encontré esta entrevista a Mariana Heredia en ElEconomista, socióloga y autora de “Cuando los economistas alcanzaron el poder”. No estoy en contra de los sociólogos ni de la sociología como disciplina social (fue mi alternativa de carrera cuando empecé a estudiar economía). Sin embargo, algunas cosas me llamaron la atención (los destacados son propios):

  • Se vuelve a poner a la inflación en el centro de las preocupaciones y a justificar ante la sociedad que son necesarias políticas antipopulares para poder resolver ese problema. Lo loco es que no siempre fue así. Argentina tuvo niveles de inflación parecidos a los de los últimos años pero no era visto como el programa más grave. Y además las recetas que se pensaban para resolverlo contemplaban que no impactara en el poder adquisitivo de la gente y que no generara mayores desempleo y pobreza. Según encuestas que aparecen en el libro, la inflación es un problema más de las clases medias y medias altas que de los sectores populares, que se preocupan por los precios y especialmente los de los alimentos. Pero están acostumbrados a tenerles más miedo a las políticas de estabilización, que tienen efectos más nocivos que la inflación misma.

    Es erróneo comparar la inflación de la economía Argentina de los últimos años con la inflación histórica sin tener en consideración la coyuntura. Si el país esta en el top 3 de países con mayor inflación, entonces se vuelve un problema. Si en un mismo periodo, la inflación es similar a la de los países de la región, la importancia de la misma como problema se vuelve relativa.
    La inflación es un problema más de los pobres que de las clases medias y altas, a la inversa de lo que plantea Heredia.  Las clases bajas tienen una alta participación en la informalidad laboral, lo que afecta los poderes de negociación por un salario actualizado por inflación. Las clases medias y altas tienen mejores posibilidades para mantener el poder de compra del salario y sus ahorros por un acceso más fácil a instrumentos financieros (ya sea por muy básicos que sean, como un plazo fijo, por ejemplo).

  • En el libro se muestra por qué no siempre se explicó la inflación de la misma manera. En los últimos años hay una vuelta asociar la inflación monetario y fiscal. En otros momentos se pensaba que la inflación tenía muchas causas.[…]En estos últimos meses esto cambió: volvimos a una explicación de la inflación que pone al Estado y a los costos laborales como los grandes culpables.

    Nunca se pasó de un enfoque de múltiples causas a exclusivamente un fenómeno monetario y fiscal como única explicación. Se trata de un reduccionismo de perspectivas importante.

  • Lo interesante de estos últimos años es que sin haberse descontrolado del todo la inflación se vuelve a poner a la estabilidad y eventualmente al crecimiento como un objetivo más allá de otras consideraciones sobre el bien común.

    Altos niveles de inflación generan distorsiones en los precios relativos. ¿Es estable una estructura en la cuál, por casi cinco años, hay importantes restricciones a las divisas  generando trabas a la actividad económica? Yo creo que no.

Vuelvo a aclararlo: no tengo problemas con los sociólogos. Se trata de una eterna discusión que tienen contra los economistas. Pero las críticas serían más valiosas y efectivos cuando tengan fundamentación desde la teoría económica y no sólo descansen en los problemas epistemológicos y/o de poder.

Deja un comentario

Archivado bajo Spanish

Los dispositivos tecnológicos del sueño ampliarían la brecha de desigualdad

“The social and economic impact is going to be huge. It’s going to create a lot of resentment and envy. We are not used to wealthy people having a completely different biological experience of being alive."

En Vice Motherboard.

Deja un comentario

Archivado bajo Spanish

Links post fin de semana largo

Deja un comentario

Archivado bajo Spanish