Archivo de la etiqueta: Macroeconomics

Errar un índice

Encontré que Cato publicó los resultados de su Indice de Miseria. Obviando el hecho de que Argentina aparece en el segundo lugar, como uno de países más “miserables” del mundo, este estudio tiene varios problemas de metodología y brinda una incorrecta lectura de las estadísticas.
Originariamente, este índice fue creado por Arthur Okun a pedido de L. Johnson para tener una idea del estado de situación de la economía estadounidense. Tampoco era llamado índice de “miseria”, sino “discomfort” que del inglés vendría a significar “descontento”. Ese índice era una suma algebraica simple de la tasa anual de inflación y la tasa de desempleo. El actual suma también la tasa de interés y resta el crecimiento del PBI per cápita.
En primer lugar, utilizar la palabra “miseria” no es adecuado. En todo caso, un índice de “miseria” debería incorporar datos de pobreza e indigencia, con una mayor ponderación para los números de indigencia.
Los datos utilizados tienen un significado muy forzado. ¿Si aumenta la tasa de interés, pero el resto de las variables se mantienen constantes, tenemos un aumento de la “miseria”?
Tercero, es grave que no se ponderen los datos y que sea una suma simple. Se demostró que el desempleo puede afectar más el descontento de los ciudadanos de una nación que la inflación.
En cuarto (y último) lugar, existen condiciones estructurales que hacen que para la comparación entre países haya que adoptar una lectura más detallada. Existen mínimos y máximos estadísticos de las cuentas nacionales. Para Estados Unidos, 0.5% de inflación anual puede ser un valor mínimo histórico, mientras que esa misma cifra para Argentina es bastante mayor. Comparar entre países estos datos no ofrece información valiosa. El valor de la misma esta mayormente restringido al análisis para el mismo país que para una comparación.  Hay matices que no son considerados en los datos que conforman el índice y, de no hacerlo, hay una lectura inadecuada.

Deja un comentario

Archivado bajo Spanish

On being a Trump skeptic

I cannot believe what just happened in the US. I have serious doubts on wether the world will get better or deeply worst. But this article (hat tip: Marginal Revolution) from Timothy Taylor may be the best one I recently read.

Deja un comentario

Archivado bajo English

La bolsa de valores (no) es la economía

El colega R. Peker publicó en su prematuro blog que un buen indicador para estudiar la evolución del Merval era el crecimiento de la economía. La regresión estadística le cerró. Pero creo que es fácil cometer un error conceptual en su lectura. Es correcto creer que a largo plazo el crecimiento de la economía de un país y el índice de la bolsa tengan una misma trayectoria. El problema esta cuando se confunden corto y largo plazo. A corto plazo, la bolsa de valores no refleja necesariamente lo que esta ocurriendo con el crecimiento de la economía fundamentalmente por dos razones. La primera es que el mercado de valores maneja un flujo mucho mayor de información en breves periodos de tiempo, mientras que las estadísticas de actividad económica se publican de manera mensual o trimestral. En segundo lugar, en el corto plazo no siempre coincide el nivel de actividad económica con la evolución del índice de la bolsa de valores. Por ejemplo, en los días del estallido de la crisis económico y social de diciembre del 2001 el Merval no bajó, ¡sino que subió!

Por lo menos, no soy el único con esta postura.

Deja un comentario

Archivado bajo Spanish

¿Quién gana en la carrera del crecimiento?

Recientemente, pensando en la volatilidad macroeconómica de un país como Argentina, se me ocurrió armar un post comentando acerca de cuan fluctuante es nuestra economía respecto de tres países de la región: Uruguay, Brasil y Chile.

La respuesta no debe sorprender. Somos los más volatiles. Para analizarlo, tomé los datos que se encuentran en la base de datos del Banco Mundial entre 1961 y 2012 y llegué a las siguientes conclusiones.:

  1. Argentina es el país que ha sufrido más cantidad de años recesivos de la muestra (17) frente a Uruguay (11), Chile (7) y Brasil (6). El promedio de años recesivos de la muestra es de 10,25. Argentina y Uruguay se encuentran por encima de este promedio mientras que Chile y Brasil se ubican por debajo del mismo.
  2. Cometiendo un acto de atrocidad matemática, pero que de todas maneras es ilustrativo para el caso, tomé los años en los cuales la Argentina tuvo crecimiento negativo. Tomando el valor absoluto de variación del PBI de esos años,  nuestro país es que más puntos “perdidos” de crecimiento tiene (66,38) frente a 44 de Uruguay, 33 de Chile y 13 de Brasil.
    ¿Porqué se trata de una atrocidad matemática? Por dos razones. La primera es que presta a una mala interpretación. Argentina no es que perdió 66 puntos de crecimiento, que de no haber ocurrido, actualmente seríamos un 66% más ricos -en términos agregados claro está-. Sirve apenas para ver cuán volátiles somos en comparación al resto. La segunda de las razones se basa en que, de no haber “perdido” aquellos puntos de crecimiento, la economía hubiese crecido 0%, algo que es suficientemente inverosímil.

Aunque de cuestionable metodología, desde este humilde espacio lo admitimos, sirve como ejemplo ilustrativo de que nuestra economía, en los últimos cincuenta años, ha sido tremendamente volátil en términos macroeconómicos en relación con nuestros vecinos.

En fin, buen fin de semana.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Spanish